Inicio > Uncategorized > El valor de una hora al día

El valor de una hora al día

Seguramente alguno de ustedes ha leído la revista Selecciones del Reader Digest. Yo lo he hecho, y dentro de los artículos que recuerdo se encuentra uno llamado “Lo que vale una hora al día”. Es un artículo antiguo (selecciones es una revista que le pasó igual que a “los simpsons”: ha perdido su brillo en los últimos tiempos)
Lo que más recuerdo del artículo es la historia de un hombre griego, técnico de ascensores, que gustaba leer acerca de física nuclear. Dedicaba una hora diaria a su hobbie. Algo le inquietaba: le parecía que él podía construir un ciclotrón más pequeño y eficiente que los fabricados hasta entonces. Se tomó el tiempo necesario para diseñarlo y sacar todas las especificaciones. Finalmente, envió sus planos a una prestigiosa universidad norteamericana, la cual lo contrató inmediatamente para construir la máquina que el mismo había diseñado.
Esta historia no es espuria (si me acuerdo de ella correctamente). Apareció en un artículo de julio de 1965 y fue recogida en una edición de los mejores artículos del Reader Digest llamada “Antología De Aniversario 60 Años, selecciones De Readers Digest”.
Así mismo, imagina qué lograrías si en vez de conectarte una hora diaria a Facebook, ver telenovelas, conducir sin rumbo en busca de un mejor restaurante, etc., dedicaras esa hora diaria a cosas realmente productivas. O aún mejor, a aquello que te apasiona y te hace feliz?
Podrías ser el próximo García Márquez, el próximo Picasso, y aún no lo sabes. Podrías llegar muy lejos.
Un ejemplo maravilloso de esto lo hallamos en el afamado escritor John Grisham, que pasó de ser abogado a uno de la lista de los 10 escritores mejores pagos de la revista Forbes. Cómo lo logró? Bueno, él tenía su empleo de abogado y trabajaba como todos nosotros su jornada laboral completa. Según Wikipedia, en cierta ocasión escuchó a una niña contar cómo la habían abusado. A partir de esa historia, y tomándose ciertas libertades creativas, empezó a escribir su primera novela, Tiempo de matar. Como no podía escribir durante el día, hizo el sacrificio de levantarse todos los días al amanecer, hacer un gran jarro de café, irse a su oficina y trabajar en su novela, tal vez una página a la vez, antes de que iniciara su día oficial de trabajo.
Aunque su primer manuscrito fue rechazado 28 veces, no se desanimó, y actualmente ha publicado 25 novelas y vendido más de 250 millones de copias. Es decir, gana más dinero haciendo lo que le gusta hacer que trabajando en un juzgado. Sus números no están nada mal para una persona que apenas podía disponer de 1 o 2 horas diarias.
La enseñanza que quiero dejar con este artículo es recordarle algo que tal vez hemos escuchado cientos de veces pero que fallamos en aplicar constantemente. Eso de que “el tiempo es oro”.
Si tienes una pasión que realmente quieres perseguir, pero no crees tener el tiempo, haz un serio compromiso contigo mismo de usar la primera hora del día para llevarla a cabo. Asegúrate de hacerle saber a tu familia que no quieres ser molestado durante este tiempo, y de tener lápiz y papel para llevar un registro de lo que haces.
Después de hacer esto durante un tiempo prolongado, te darás cuenta de los resultados.Solo con paciencia y esmero podrás comprender el valor de una hora diaria

Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: