Inicio > Ahorro, Bancos, Empleo, Prosperidad > El primer uso de mi fondo de emergencia

El primer uso de mi fondo de emergencia

por @viajealariqueza

Esta última semana ha sido especialmente tensionante para mí. Se acuerdan del negocio por internet que estaba haciendo? Bien, no salió del todo bien. Mi compra, una compra de U$1600, la retuvieron en Miami debido a que el equipo que compré tenía 2 tanques con aire comprimido, y se supone que eso no debe viajar por avión (eso no está claro aún). Cual era la solución? Muy simple: abrir la válvula de los cilindros de oxígeno y liberar el gas de baja concentración a la atmósfera. De esa forma, viajarían los cilindro vacíos de forma inofensiva. Pero la empresa que recibió el equipo en Miami, que ha recibido todas mis compras, simplemente se negó a hacerlo.

Por eso tuve que buscar otra empresa que se hiciera cargo, y en la cual no hubo problema alguno, ni sobrecostos. Traje el equipo y ya se lo entregué al cliente, la compañía donde trabajo, no sin darles todas las explicaciones del caso. Cuando fui a recogerlo en las instalaciones de mi nuevo proveedor de servicios, me llamó la atención una placa colgada en la pared que dice:

Regla No. 1. Si no cuidas a tu cliente, otro lo hará por ti

Absolutamente cierto.

Contada esta historia, quisiera hablarles de cómo usé por primera vez mi fondo de emergencia para esta compra y por qué lo hice

Para esta compra, debí recurrir a mi fondo de emergencia, específicamente para hacer los pagos de la tarjeta de crédito lo más pronto posible y que no me cargaran excesivo interés. En esto me puse a pensar en cuán útil me es tener un fondo de emergencia con una buena cantidad de dinero. Como sabemos, las regla del sentido común dice que un fondo de emergencia debe proveer un colchón de 3 a 6 meses de gastos de manutención, lo cual actualmente no cumple el mío. Pero yo digo: por qué no mejor tener un gran fondo de emergencia base para inversiones? Hay varias razones para hacerlo.

En primer lugar, porque para lograr buenas ganancias en algo se necesita dinero. Pongo un ejemplo. La compañía para la que trabajo nos ha comprado varios ítems a mi socio  y a mí. Como mi socio tiene una relación cercana con el dueño de la compañía, entre ellos hablaban constantemente de traer cosas. Después de un tiempo, se inspiró en nosotros para él mismo traer equipo relacionado con la operación y mantenimiento de tanques de hidrocarburos. Actualmente, ha vendido más de U$10000 en equipos para tanques, y se está posicionando como proveedor. Se ha dado cuenta que vender estos equipos le es más rentable en el corto plazo y menos estresante que construir y reparar tanques, aunque porsupuesto eso último sigue siendo su mayor ganancia. él tiene dinero y rápidamente está creando más; yo solo soy krill en el océano.

Pero alguien pensará: pero no es el fondo de emergencia solo para emergencias? La respuesta es NO. Y es no porque existe una cosa llamada costo de oportunidad. Es decir, aquel costo en que se incurre al tomar una oportunidad y no otra que traería beneficios (va para el glosario financiero) . En mi caso, mi costo de oportunidad es reducir mi fondo de emergencia temporalmente para poder aumentarlo en menos de un mes. Cuando me paguen el equipo (es algo 100% seguro), habré duplicado mi fondo de emergencia.

Ya que existe esta relación con el costo de oportunidad, algunos no han dudado en llamarlo “fondo de oportunidad”. Pero como nunca se puede dejar de lado que pueden existir emergencias reales, este fondo debe tener un valor límite mínimo, o, si no se puede estar seguros, manejar un fondo para inversiones y otro para emergencias reales. En conclusión, el hecho de que existan emergencias reales y potencial de inversiones te obliga a tener un fondo de emergencia grande.

Otra ventaja de un fondo de emergencia grande es que puedo ayudar en las emergencias reales de mis familiares. Por eso les estoy inculcando a cada uno de ellos que tenga su fondo de emergencia propio. En caso de yo mismo caer en desgracia, no sería bueno tener la confianza de que puedo contar temporalmente con su ayuda? Sería como tener una empresa de seguros propia.

Vivimos en tiempos de gran incertidumbre, en los cuales la probabilidad de ser víctima de circunstancias inesperadas aumenta. Por ejemplo, en Colombia hace poco vimos un atentado terrorista que hace tiempos no veíamos, y rumores de que vendrán más atentados. Con esto en mente, no le recomendaría a nadie reducir su fondo de emergencia, sino mantenerlo en la cantidad que ya haya alcanzado o aumentarlo hasta el límite que mejor le parezca.

No quiero extenderme más en este tema. @Mr_impel opina que los artículos de este blog son muy largos. Ese es mi estilo. Si te ha gustado este artículo, hazte fan de nuetro blog en facebook, o síguenos en twitter.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: